El dilema de los gimnasios que trabaja 24 horas

Actualmente en Cataluña, especialmente en la ciudad de Barcelona hay una disputa entre el gobierno y un modelo de negocio que hasta ahora venía siendo muy exitosos, se trata de los gimnasios que funcionan las 24 horas del día, y la razón del pleito se centra en el hecho en que el gobierno exige a estas instalaciones que tengan instructores certificados durante todo el tiempo que permanezcan abiertos, lo cual es inviable para estos negocios.

Hay en la ciudad de Barcelona otros servicios que funcionan de manera excelente durante 24 horas, como lo es el servicio que ofrecen los cerrajeros poblenou, el cual es además de conveniente, necesario, y dado a que muchas emergencias en este campo ocurren en horas poco convenientes, estos profesionales tienen mucho éxito, y a diferencia de los gimnasios de 24 horas, el servicio de cerrajería es realmente una emergencia.

El objetivo del gobierno es claro, hacer que se proteja la salud de quienes asisten a estos gimnasios, ya que lo que ocurre es que no se tiene en estos el personal certificado durante todas las horas que permanece abierto, lo cual es un riesgo para las personas que asisten, y es que como decía antes, no se trata de un servicio profesional como el de los cerrajeros, en el cual la calidad del servicio prestado esta disponible durante todas las horas del día.

Es importante considerar que este modelo de negocio es un formato traído dl extranjero, del cual afirman sus dueños en Barcelona, en ningún lugar ha presentado problemas, incluso en las franquicias que hay en los Estados Unidos, en donde se es muy celoso con las leyes y con todo tipo de reglamentación.

La idea de esta clase de gimnasios es que se cubra con las necesidades de ciertos sectores de la sociedad que se les hace imposible asistir a un gimnasio en horarios habituales, ya que estos trabajan muchas horas al día y no les es posible, por ello el hecho de que estén abiertos durante las 24 horas, permite a estas personas acudir a su gimnasio en las horas que crean convenientes, así estas sean horas en donde normalmente no se entrena, como la madrugada, por ejemplo.

El litigio sigue, ya que para la mayoría de los gimnasios de este tipo será muy difícil mantener los costos actuales teniendo instructores certificados durante todo el día, ya que muchos, que además son de bajo costo, tendrían que incrementarse, haciendo así que esas personas que estaban marginadas por los demás gimnasios, no puedan ejercitarse, ya que el establecimiento tendrá un horario tradicional.

Lo que alegan los dueños de estas instalaciones es que la medida, aunque les afecta a ellos directamente no tendría sentido, ya que en el caso de instalaciones de práctica deportiva en donde el horario no debe ser un problema, como las que se encuentran en hoteles, se estaría subutilizado el personal, además que incrementaría significativamente los costos de los servicios, lo que ocasionaría que quinees se benefician de dichos servicios ya no lo hagan.