La caca del perro

on

Hay tantas cosas de las cuales debemos preocuparnos, que quizás otras parezcan insignificantes, pero problemas por conseguir la caca del mejor amigo del hombre por todos lados, también es un problema. Casi nadie hace voz de esta situación desagradable, pero es realmente intolerable tener que caminar por la ciudad, con cada una de sus obstáculos, para que también parezca que vamos por un campo de mina donde se puede encontrar una caca inesperada.

Los perros pueden llegar a ser parte de la familia, o un acompañante fiel para muchas personas, pero estos amos, deben hacerse cargo de ellos, en todo el sentido de la palabra, de su alimentación, de su cuidado, de su adiestramiento, de situación donde puedan llegar a morder a alguien o parecido y también, de donde hacen sus necesidades fisiológicas, no es solo que el animal, lo saques de tu casa para que vaya a la calle para que defeque por doquier.

¿Sabías que en España existen funcionarios para minimizar este inconveniente con los animales domésticos? Pues sí, en España existen funcionarios, que se dedican a recoger el excremento que los perros dejan en las principales calles, recolectando más de 30 kilos al día, es un trabajo muy sucio pero alguien tiene que hacerlo. A pesar de la intervención de estos funcionarios, además de la comisión de limpieza de la ciudad, el servicio parece ser insuficiente. Es necesario que se haga conciencia cuanto antes a la población, de hecho existen multas, sanciones para a ayudar a controlar tal problema.

Parece sorprendente como se deben activas, patrullajes y detectives para que las personas deban hacer lo debido, activar funcionarios para que los perros usen los lugares asignados para eso y no usen zonas de traslado, como si fuesen delincuentes, es decir que se deben vigilar a los perros tal como se vigilan a los sospechosos, para una vivienda vulnerable se puede hacer más resistente contratando los servicios de un cerrajero para disuadir un posible ataque, pero cuál sería el equivalente de los cerrajeros para que un perro evite ser caca en donde no debe, si su propio dueño lo induce a eso.

Lamentablemente el número de multas impuestas el año pasado fue muy parecido al del año 2014 y 2015, por no recoger el excremento del perro. Por lo que me hace que pensar que los dueños de animales, no les importa tal situación y como afecta a sus conciudadanos. Existen leyes muy clara, de cómo conducirse con los animales, y las multas varían en un promedio 300 euros. No solo por no recoger los excrementos, sino también, por llevar a sus animales a parques infantiles, permiten que orinen o defequen en estos lugares, hay que tener conciencia de que puede terminar por enfermar a los niños.

Esto es sin duda parte de ser un buen ciudadano, de querer a tu tierra, así mismo con quien vives, es molesto y antihigiénico, por lo que logran rechazar a los animales más que a sus propios dueños, cuando son ellos los únicos responsables.