La situación política de Cataluña, la preocupación de sus habitantes

En Cataluña lo más importante el dia de hoy es la política, y es que hasta hace poco los catalanes solo se preocupaban por los índices económicos, el clima y las actividades que iban a realizar en sus tiempos libres, pero de política no muchos estaban interesados, cosa que hoy cambia.

La política en Cataluña se ha convertido en el pan de cada día, ya sea que esté a favor o en contra, ya que se ha convertido en un tema que afecta a todos, así no lo quieras, y es que es tan importante como la seguridad, cosa que para los catalanes debe estar siempre en manos de cerrajeros profesionales.,

Hablando de cerrajeros se puede decir que los catalanes los contratan por el hecho de que se trata de profesionales que pueden ayudarte a tener una mejor experiencia en materia de seguridad, ya que con estos no solo se puede obtener efectividad, sino rapidez y también garantía en los servicios prestados.

Cataluña es una comunidad que siempre ha sido muy prospera y el poder tener autonomía en ciertos aspectos es algo que le ha permitido florecer y ser siempre una comunidad que goza de ciertos privilegios y de una gran aceptación a nivel internacional.

La Cataluña que todos los catalanes quieren es una nación prospera, en donde se respeten sus derechos y en donde además los ingresos que se producen en su territorio sean repartidos con mejor equidad, de manera que si España se pretende quedar con este territorio, deberá ceder en algunas cosas para complacer a los catalanes.

Es cierto que España constitucionalmente tiene derecho a mantener a su territorio unido, pero también hay una vivía expresión de los catalanes respecto al tema, y es que estos quieren ser una nación libre e independiente.

La economía, la más golpeada

De todos los sectores que se han visto perjudicados como consecuencia de la lucha independentista, la economía ha sido la más afectada, y es que siempre este aspecto es el más delicado, así como el social, el cual se ve afectado indirectamente por la economía.

El hecho de que muchas empresas se hayan marchado de Cataluña implica un decrecimiento en la economía estable que se tenía en esta comunidad, además de ello aumenta el drama social, esto porque si muchas empresas se van, dejan sin empelo a una gran cantidad de catalanes.

Definitivamente el querer ser una nación libre ha traído muchos problemas a los catalanes, los cuales tienen que pagar un precio muy alto, y es que han pasado de ser una comunidad tranquila, a ser una comunidad agitada, en donde el panorama económico no es del todo favorable.

Se tendrá que esperar a diciembre, cuando el gobierno español ha convocado nuevas elecciones para elegir al presidente catalana, por lo pronto las instituciones más importantes están intervenidas, y Cataluña es una comunidad que no tiene la autonomía a la que está acostumbrada.